El chico del subway…

> Mientras tomaba el subway para ir a Copacabana; un restaurante Brasilero que me recomendaron, donde por cierto comí muy delicioso y abundante. Me pasó algo tremendamente curioso. Creo que esto le puede pasar a muchísima gente, y esta vez me tocó a mí.
Como siempre iba justa de tiempo por no decir late, y mientras estaba en el subway sentada, un chico que está sentado al frente comienza como a decirme cosas que por rápidez, volumen y vocabulario no alcancé a decifrar, pero algo si sabía, era conmigo, pues nadie más estaba y me miraba a los ojos mientras gesticulaba. Me le quedo mirando con mi cara de: ¿que dices?; y volvió a repetirme lo que quería decirme con cierta timidez (así lo percibí), pero desconfiando de todo y sin ánimos de conocer a desconocidos le dije: “Sorry, i don’t speak English very well, so i don’t understand you” so bye!. Mi sorpresa cuando al instante, escucho ¿dónde eres? a lo que contesté i’m from Venezuela. Conversamos entre mi perfecto inglés y su fluido español y descubrí que hasta conoce mi país. Tiene amigos allí, entre ellos Carlos Coste. Me contó que con él había visitado muchas playas y su preferida fue Chuao y Choroní. Me comento que practicaba “underwater breath-holding” (Apnea). Y que por eso había viajado a Venezuela porque lo habían invitado para ser jurado en una competencia .
Entre pitos y flautas el subway llegó a Yonge Station, destino donde yo hacía transbordo y casualmente él también. Me acompañó hasta el otro subway y nos dijimos bye. A los 2 minutos escucho “hola” volteo y veo a este chico nuevamente con una tarjeta de presentación diciéndome que si quería podía contactarlo ahí.

Realmente aquí en Toronto, esto de ser lanzados con las mujeres, no es muy común por la ley Sexual Harassment; entonces todos están como derechitos, incluso me han comentado que muchas veces las mujeres son quienes tienen que buscar e insinuar interés al hombre.
La tarjeta se me perdió esa noche, y al día siguiente como por cosas del destino volví a saber de este chico, fuí a un lugar llamado Grapefruit Moon que queda a 3 minutos de mi casa y me encuentro al chico del subway con guitarra en mano.

Perry canta y toca en una banda con fusión reggae ska (así lo interpreto yo). Debo decir que simplemente me gustó mucho como canta. Así que te dejo con You Won’t say it y Prince Perry and The Gladtones

ENJOY IT!
Beamena

Esta entrada fue publicada en Mi vida, This is Toronto. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s