Only in Toronto

>

Imagina un lunes en la mañana de esos en los cuales el reloj despertador suena unas 44 veces y sigues diciendo un poquito más. En el cual después de tantas vueltas decides levantarte y todo lo quieres hacer tan rápido como perfecto, para recuperar todo el tiempo en el que estuviste merodeando. En donde la licuadora no licuó bien las frutas congeladas porque la base motor está aislada, el café caliente se te derrama y por poco te quemas, por si fuera poco el bus te deja, pues ni sueñes que va a esperar por ti o va a pasar tarde porque tú te retrasaste, entonces tuviste que caminar hasta la estación del Subway, entre dormida y despierta porque recuerdas? el café se te derramó pero es que era el ultimo poquito de leche que quedaba en la nevera. Pues todo eso me pasó ayer.
Cuando salí de mi querida
Yonge/Bloor Station camino a ILAC, entre mi despiste y la gente veo que aparece un joven vestido de traje etiqueta sencillamente indescriptible, para no decir “ReGuapo”, se para frente a mí, me sonríe y me da una rosa roja preciosa.

Por que cuento todo en lugar de solo contarte que un desconocido me dió una rosa en Yonge Street. Pues porque a partir de ese momento “x”, mi día que venía bastante acontecido cambió por completo. En ese instante a mi mente vinieron dos pensamientos: 1.”Bea despierta”, porque por un momento estuve en shock y 2.”Amo el Marketing”. Los que amamos a este señor no podemos contener el observar comportamientos y reacciones del público,recuerda que acciones como estas nos ayudan a determinar el impacto de la campaña, aunque en este caso desde mi punto de vista fue más allá.
Cuando el joven me dio la rosa no recuerdo que me dijo, bueno si te soy honesta la verdad es que no entendí, pero cuando empecé a mirar alrededor había más de 10 jóvenes elegantemente vestidos entregándole una rosa roja a cada dama que pasaba. Yo me moría de la curiosidad y como tenía en la mano el
MetroNews lo busqué, pero no contenía nada especial, salvo noticias. Mientras caminaba algunas chicas rechazaban la rosa, eso me hizo pensar ¿quizás hoy inicia Toronto Gay Pride o algo por el estilo?. Lo cierto es que ni lo uno ni lo otro, se trata de un micro show que pasan por Citytv llamado The Bachelorette, donde una chica debe elegir entre varios chicos el hombre de su vida, o algo por el estilo. Lo cierto es que es muy famoso en USA y este lunes debutaba un canadiense.
Lo importante para mí fue la que montaron para captar la atención del público. Todas las mujeres de Toronto tenían su rosa rojo pasión sintiendose realmente importantes ya que no paraban de ser vistas. ¿Crees tú que esta pequeña acción genera el archiconocido word of mouth?, ¿Crees que quienes te siguen valoran lo que haces si los haces participes?.
Yo te aseguro que a todas las chicas al menos una persona le preguntó por la rosa. Qué bueno modo de hacer ruido, cuando llegué a mi casa por supuesto puse Citytv.
Por cierto aquí te dejo la evidencia, me pareció una gran idea.
¿Te gustó?
BEAMENA

Esta entrada fue publicada en This is Toronto. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s