En Twitter o compartes o te castigan

>Abrí mi cuenta en Twitter desde agosto de 2009. Bueno podría decir que con los 2 meses en los que todos abrimos la cuenta y decimos: “Tengo Twitter, no tengo ni idea de que es, pero lo tengo, así que sígueme!!. Vengo utilizandolo desde octubre.
Después de esos dos meses empecé a involucrarme con la plataforma, entonces comencé a estudiar al pajaro azul más. Para inicios de 2010 ya me sentía toda una Twittera.

Sin embargo, empecé a darle uso más frecuente y serio a la herramienta desde que hice el concurso The Best Feeling Ever donde tenía que hacer uso de esta app en Facebook, y usar el Hashtag #Ilovespain en Twitter para cumplir con la dinámica del concurso. Esta experiencia me ayudó a conocer rápidamente a mucha gente y además a quedar en 2do lugar en el concurso entre más de 600 participantes. El objetivo del concurso era describir cuan influyente podías llegar a ser en las Redes Sociales. Ahí fue cuando me di cuenta de algo que muchos aún no ven: “El valor que tienen las personas en Social Media”.

Hay muchos post que puedo recomendar acerca de este tema porque dio bastante de que hablar cuando se discutió el tema del ROI en Social Media. En mi humilde opinión, más allá de ser o no medible, creo que el valor del tiempo que inviertes conectando, conociendo, escuchando e identificando lo que la gente/clientes hablan de ti o de tu marca, una vez encontrado se convierte en invaluable. Para profundizar más sobre este tema puedes ver el video de Social Media ROI de Socialnomics author Erik Qualman, o leer las opiniones de Brian Solis, Gaby Castellanos, Forrester, o Mashable.

El caso es que aprendí a cuan duradera pueden ser las relaciones. A que hoy conservo grandes colegas en Twitter con quienes suelo compartir, discutir y opinar sobre cualquier tema a diario (teniendo incluso más contacto que con mi hermano con quien hablo solo 3 veces por semana).
Desde entonces y agradeciendo a las personas que en aquel momento me apoyaron, trato siempre de estar en contacto, de compartir a través de las redes sociales. He sabido dar verdadero valor a una relación, más allá de un concurso que me llevaba a España tres años seguidos con todos los gastos pagos, y en el que aunque no gané, lo sentí así.

Preocúpate por la calidad y no la cantidad de tus followers y amigos en Twitter y Facebook. Yo hoy tengo casi 1000 followers y no me preocupo por tener más, solo me ocupo de conocerlos a todos y descubrir que les llevó a seguirme. Si son marcas, spammers, gente que te da follow esperando un follow a cambio, y finalmente quienes de verdad están interesados en tus tweets, porque consideran que le sumas. Te pregunto: Para que quieres millones de seguidores si no interactúas con ellos, porque te ignoran o les ignoras.

Ahora me está pasando algo curioso, como he estado en tierras norteamericanas, estoy conociendo full gente de aquí. Y en el primer Tweet les hago saber que la mayoría de mis Tweets son en español, para que estén al tanto de que van a ver algunos tweets en otro idioma. Muchos me dicen, “No tengo problema, siempre y cuando pueda comunicarme contigo en inglés”, otros simplemente “Lo agradecen” y otros me dicen “Perfecto porque necesito practicar el español”.

Entonces, nuevamente te pido, “comparte” y no tengas afán de ser seguido por quien no te suma, ¿para qué? Ya llegará el momento de conocer a personas con las que tendrás cosas en común. Yo estoy a punto de hacer una limpieza de gente que nunca me contestan, entre ellas mi querida y admirada Erika De La Vega a quien he admirado desde hace mucho, pero quien ha ignorado mis tweets muchas veces. Es como si la viera en la calle y me salga con una antipatía. Como lo menciono en un reciente post que escribí vidas 1.0 y 2.0 son más parecidas de lo que crees; eres lo que reflejas en tus tweets y si no me respondes para que te sigo?. Ya sé que tiene 256.401 followers, pero Dato Importante: muchas personas con más seguidores me han contestado y hasta me siguen.

Estando aquí me doy cuenta de que en Venezuela nos subestimamos mucho, tragamos duro y sin quejarnos (es verdad, en ocasiones si nos quejamos puede ser peor). Pero siempre tenemos que esperar: esperar por la peluquera, la mesa en el restaurante, la cola en el banco y en la discoteca, como que si no pagáramos por ello. Debemos de comenzar a exigirnos más, empezando por nosotros mismos. Así que si no te contestan un Tweet, comienza a castigar, salvo que sean muy famosos, en Twitter como en la tierra todos somos iguales.

Mientras tanto dedícate a compartir y a generar buen contenido para que este sea compartido, por quienes te siguen ok?
Si tienes alguna sugerencia, mala o buena da igual, solo dímela!
BEAMENA

Esta entrada fue publicada en Personal Branding, Servicio al Cliente, Social Media, Twitter. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a En Twitter o compartes o te castigan

  1. >Me encanta tu blog, mas que tambien estoy en la onda flickera y del marketing. Muy bueno tu articulo del twitter. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s